La CMT es una realidad

Ahora la bronca es mantenerla.

Que lindo, ¿no? Es parte de la aventura del teatro. Sobre todo cuando tienes edad  como para ya no estar jugando al artista. Hablamos del norte. Y no es desprecio, sino conciencia. Dificil es en todas partes para todos, (menos para los inescrupulosos mamadores de leche robada) y pareciera ser que la vida es bella, pero como dijeran los A-Ha: el sol siempre brilla en la TV.

La CMT va a ser mal vista, eso lo tengo bien entendido, aunque no recibamos un peso presupuestal. Va a ser mal vista por antonomasia y, vaya, eso no está tan mal. Va a ser mal vista por amigos y extraños, por “rivales” y compañeros, porque asi es como sucede.

Me emociona, por otro lado, que sea bien vista. Bien vista por quienes han probado solo el teatro frívolo, por quienes gustan de los retos, por quienes gustan de participar del fenómeno… Me emociona porque el teatro es riesgo. Me emociona regarla publicamente jejeje. “Equivócate, equivocate mas, equivocate cada vez de mejor manera”.

Espero con ansias las exclamaciones, las reclamaciones y las reflexoconfusiones entre los asistentes. Espero con ansia los rostros de júbilo, de pregunta, de rechazo, de entendimiento, de coraje, de esperanza, de amor, de respeto, de desprecio… evitaremos por todos los medios provocar indiferencia.

Bueno, aqui por lo pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s